«

»

abr 26

Debate de la Ley de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera en el Senado

Muchas gracias, señor presidente.

 

Estamos en la fase final del debate y del procedimiento de aprobación de la Ley de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera en el Senado. Y anticipo nuestro voto en contra.

 

Para comenzar quiero señalar que desde Amaiur ya presentamos en el Congreso una discrepancia importante con el título de la Ley. Nosotros apostamos más por la sostenibilidad económica, fiscal, medioambiental y, sobre todo, social.

 

Lo que subyace detrás de esta Ley es una renuncia a la economía productiva en favor de una economía especulativa. Es decir, un error de base en el diagnóstico de la situación económica del estado español, y por ello de las  características propias de la crisis sistémica, que son diferentes a las que se producen en otros estados de la U.E.

 

La crisis en el estado está motivada:

 

–      Por un lado debido a la burbuja inmobiliaria, que se basa en la economía especulativa.

–      Por otro por la burbuja institucional del descontrol presupuestario, fruto de una concepción del estado que sigue siendo heredera del régimen anterior. No se ha tratado de crear autonomías, sino de descentralizar administrativamente, al margen de intentar frenar los deseos de autogobierno de las nacionalidades históricas. Como resultado podemos afirmar que se ha creado un modelo que no funciona, que es generador de gasto inútil y de ineficacia económica y social.

 

Hay otro problema importante que es el fraude y la elusión fiscal, que es también generalizada dentro del Estado español y que no se acaba de atajar. Y, desde luego, la vía de la amnistía fiscal no es precisamente el mejor método para terminar con ello.

 

Quiero remarcar también que el problema del endeudamiento es sobre todo privado, no público. El endeudamiento privado es fruto de la actuación de la banca, provocado porque hacía negocio con unos fondos que conseguía muy baratos del Banco Central Europeo y que colocaba a un alto interés, obteniendo de esta manera un beneficio fácil y sin ningún tipo de trabajo.

 

En definitiva, este y otros factores, a los que no tengo tiempo a referirme en esta intervención por lo limitado del tiempo, aunque ya los he expuesto anteriormente en esta misma tribuna, son los que han generado la situación actual.

 

Y a través de esta Ley no se está dando respuesta a estas causas de la crisis en el Estado español. Las actuaciones que ha realizado el Gobierno han ido en una dirección contraria a la que, desde nuestro punto de vista, tenían que haber ido.

 

La realidad es que el Gobierno ha aprovechado esta coyuntura y esta situación para impulsar una reforma ideológica de carácter neoliberal, neoconservador:

 

–      Con una reforma financiera que fomenta, refuerza y ayuda a quienes han sido inductores de la crisis y del endeudamiento privado, que es la banca

–      Una reforma laboral que simplemente mantiene unos principios teóricos ideológicos pero que ni genera empleo ni va a generarlo y desde luego no ataja las causas de la crisis.

–      Una reforma fiscal que es débil en algunos temas y no entra a la cuestión central: abandona el exigir el cumplimiento de ese principio de solidaridad que debe existir en cualquier sociedad de que los que más tienen sean los que más aporten y en concreto los que más tienen, y durante mucho tiempo no han aportado, empiecen a aportar de una vez por todas.

 

Luego tenemos una reforma política del Estado. Creemos que también se quiere utilizar este tipo de leyes para reforzar una nueva Loapa de recorte del autogobierno en los distintos ámbitos.

 

He repetido muchas veces que puede sonar raro a alguna persona que a una coalición como Amaiur, que somos independentistas, que queremos ser independientes dentro de Europa, que Euskal Herria sea independiente dentro de Europa en igualdad de condiciones que el Estado español, diga que le preocupa el futuro del Estado español. Pero esto es así porque aunque estamos forzados a estar, de momento, en este estado las decisiones que se adoptan tienen repercusión en nuestro País.

 

Y desde esta visión, desde Amaiur apostamos por:

 

–      Una economía productiva, socialmente sostenible, creadora de empleo, de empleo de calidad.

–      El reforzamiento del Estado del bienestar y de los servicios públicos de calidad. Lo que es la garantía de la igualdad de oportunidades entre todos los ciudadanos,

–      El desarrollo de un sistema fiscal justo, progresivo, que haga efectiva legalmente la solidaridad.

 

Esta es nuestra apuesta y precisamente por eso nosotros estamos en contra de esta ley; una ley que consideramos que es muy negativa para el conjunto del Estado y que, al mismo tiempo, supone un perjuicio para la economía de Euskal Herria.

 

Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>