«

»

jun 21

Debate de la reforma laboral en el Senado

Muchas Gracias señor presidente, señorías, buenas tardes.

El debate que estamos desarrollando sobre el Proyecto de Ley de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral no es un debate aislado. Hay que situarlo en su contexto.

Las medidas adoptadas, las propuestas a la “alemana”, los recortes en una palabra, no son la panacea ni la única vía. Dejen de engañar a la sociedad.

El debate existe y la conclusión evidente no es la que ustedes han adoptado. La conclusión es que es el propio sistema el que ha fallado. El modelo ha fallado. Es una crisis sistémica lo que tenemos delante, no otra cosa.

Y la solución pasa por una reforma del sistema, del modelo, de raíz. No por las soluciones que están ustedes adoptando. Porque otro sistema es posible, aunque ustedes lo nieguen.

Con la aprobación de esta y otras modificaciones legales en el Senado se está incidiendo en esta vía, que no es la adecuada para hacer frente a esta crisis.

Ya lo señalaron los propios dirigentes del PP desde un principio y con total rotundidad y claridad: las medidas que vamos a adoptar no son más que el inicio del inicio.

Y les tengo que dar la razón. Sí. Efectivamente. Han sido y están siendo:

– El inicio del desmantelamiento del estado de bienestar.

– El inicio de un brutal ataque contra los sectores más desfavorecidos de la sociedad.

– El inicio de una importante agresión al conjunto de servicios públicos: administración en general, educación, sanidad…

– El inicio de un nuevo y descarado apoyo a la Banca y a las finanzas privadas, en contraposición con el apoyo que debería darse al sector financiero de origen social.

Todas ellas constituyen un importante apoyo a la propiedad y el negocio inmobiliario: Bancos, grandes promotores y constructores…

Y todo ello, a pesar que el conjunto de la ciudadanía tenemos claro que esta reforma laboral:

1.- No guarda relación alguna con la creación de empleo.

2.- La creación de empleo tiene que ver fundamentalmente con aspectos no abordados en ninguna de las reformas adoptadas por su Gobierno.

Pero, desde luego, también tenemos claro para que vale esta reforma laboral. Vale para:

– Desmantelar el actual modelo de relaciones laborales y desestructurar las plantillas y la mano de obra.

– Recortar el marco de actuación y negociación sindical y reforzar los marcos estatales, a la par que aumenta el poder de decisión de la patronal.

La actual Reforma, así como su precedente, el Acuerdo sindical suscrito entre CCOO-UGT y CEOE-CEPYME, suponen imposiciones flagrantes respecto de las mayorías políticas y sindicales de nuestro pueblo, que se han manifestado expresamente y en reiteradas ocasiones en contra de esta Reforma.

Por todo ello le vuelvo a expresar nuestro rechazo a esta y a las demás medidas que está adoptando el gobierno del estado porque suponen una profundización, aún mayor si cabe, en la salida neoliberal a la crisis que ya fue iniciada por el anterior Gobierno.

Una salida favorable a los intereses del capital bancario, financiero y las grandes fortunas, que son las principales responsables de esta crisis, y contraria a las necesidades de las grandes mayorías sociales.

Miren, en resumen, para mí todo esto supone una constatación más de que poco podemos esperar de las instituciones de Madrid, completamente al servicio del capital y a la Banca estatal e internacional.

Es por todo ello que, aunque es evidente por todo lo anteriormente expresado, anuncio el voto en contra de mi grupo.

Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>