«

»

mar 27

El gobierno se compromete a que las víctimas de la guerra civil y el franquismo tengan a su disposición, cuanto menos, los mismos instrumentos, recursos y labores de atención que hasta ahora

 

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha respondido así a la pregunta formulada por mi compañera de Amaiur, Amalur Mendizabal en relación con una realidad que sufren, desgraciadamente todavía, muchas familias en Euskal Herria.

 

Esta ha sido la pregunta formulada:

 

En diciembre de 2008, el Gobierno del Estado, puso en marcha la oficina de víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura. Entre otras funciones, esta oficina se encargaba de la coordinación de las exhumaciones para proceder a las mismas. Hay que destacar,el trabajo realización de un mapa de fosas que incluye la localización, características y otros datos relevantes, tal y como está previsto en la Ley de Memoria Histórica. Porque recordemos que esta Ley otorgó a las administraciones un papel colaborador en la búsqueda de los cientos de miles de fusilados  bajo las cunetas y los bordes de las tapias de los cementerios. También venía realizando una labor informativa con los familiares, administraciones públicas, organismos y asociaciones, para que las víctimas conocieran sus derechos.

 

Recientemente, este Gobierno ha decidido en Consejo de Ministros, suprimir la oficina, argumentando cambios en la estructura del Ministerio de Justicia. Por lo que sus funciones pasarán a la División de Derechos de Gracia y otros derechos.

 

Este cierre o traspaso no deja de ser más que otra nueva traba, poner otra piedra en el camino para dificultar y evitar que se continúen las labores de investigación y reparación de los familiares de dichas victimas y de las distintas asociaciones que luchan por recuperar la memoria que no la dignidad (porque siempre la tuvieron) de todas las víctimas afectadas y represaliados del franquismo.

 

Asi que ahora debemos esperar todos que la División de Gracia(el nombre ya es un mal presagio) actúe conforme el Derecho Penal Internacional y no a los derechos de gracia divinos.

 

En su labor, la oficina de atención a las víctimas contabilizó 2.200 fosas y se calcula que hay alrededor de 114.000 víctimas sin exhumar. Estamos hablando de una cifra muy elevaba, una injusticia que debe ser reparada en la medida de lo posible.  El devolver los cuerpos a los familiares es un acto cargado de sentimientos que también reparan. Las familias lo que piden es recuperar los cuerpos, aunque sólo sea por no dejarlos en el lugar en donde fueron abandonados por sus asesinos.

 

Desde Amaiur, entendemos que todas las víctimas de todas las violencias deben ser tratadas por igual, sin distinciones de categorías. Las víctimas no son más o menos víctimas en función de cual haya sido el origen de la violencia sufrida. Consideramos importante que se conozca la Verdad. Y los familiares  ante todo quieren conocer la verdad.

 

Recientemente, numerosas organizaciones de Derechos Humanos, instaron a España a garantizar de manera efectiva la verdad, justicia y reparación de las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo de conformidad con el cumplimiento efectivo y la plena observancia del derecho internacional.

 

“La búsqueda de la verdad es una pretensión tan legítima como necesaria y al Estado le recorresponde a traves de sus organismos realizar la labor de conocer la verdad de lo ocurrido y la suerte de los desaparecidos” . Esto no lo digo yo, esto lo dice en sentencia el Tribunal Supremo.

 

Por todo ello desde Amaiur queremos preguntar al Gobierno si tras el cierre, van a seguir teniendo estas víctimas a su disposición los mismos instrumentos , recursos y labores de atención que les destinaba el Estado a través de la oficina.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>