«

»

Apr 08

Respuesta de Wert a la pregunta sobre la ampliación de Capital de la SAD Eibar

PREGUNTA SOBRE SI EL GOBIERNO TIENE PREVISTA LA REVISIÓN DEL RÉGIMEN JURÍDICO ESTABLECIDO EN EL ARTÍCULO 3 DEL REAL DECRETO 1251/1999, DE 16 DE JULIO, O EN SU DEFECTO, LA HABILITACIÓN DE FÓRMULAS ALTERNATIVAS, AL OBJETO DE IMPEDIR EL PERJUICIO QUE SUPONE PARA LAS SOCIEDADES ANÓNIMAS DEPORTIVAS DE FÚTBOL FIJAR EL CAPITAL SOCIAL QUE DEBEN DESEMBOLSAR POR SU ASCENSO A LA SEGUNDA DIVISIÓN A DE FÚTBOL.

(Núm. exp. 680/000725)

AUTOR: ALBERTO UNAMUNZAGA OSORO (GPMX)

 

El señor PRESIDENTE: Pregunta de don Alberto Unamunzaga Osoro. Tiene la palabra su señoría.

El señor UNAMUNZAGA OSORO: Muchas gracias, señor presidente.

Señor ministro, no es de recibo lo que está ocurriendo con la Sociedad Deportiva Eibar en estos tiempos de adversidad y de crisis, ya que está siendo penalizada por, paradójicamente, hacer las cosas bien.

La consecuencia de la buena y responsable gestión de la Sociedad Deportiva Eibar, el equipo con el presupuesto más bajo de su categoría, económicamente saneado y que siempre se ha ajustado rigurosamente a sus posibilidades económicas reales, es que la fórmula que se aplica para calcular su nuevo capital social necesario para estar en 2ª división A esté basada en unos presupuestos de entidades que han producido grandes pérdidas, una fórmula que está basada en una legislación estandarizada. Se aplica de este modo una penalización injustificable e injusta a una entidad que se ha gestionado económicamente de forma responsable, de forma ejemplar, y es un hecho que, lamentablemente, no es demasiado frecuente en el mundo del fútbol actual. Y si antes del6 de agosto la Sociedad Deportiva Eibar no consigue incrementar en un 390% su capital social, será castigada con el descenso administrativo de categoría, descenso administrativo de categoría si con la ampliación de capital aprobada ayer no pasa de los 442  253 euros actuales de capital social hasta los 2 166 525 euros, es decir, una aportación de más de 1 700 000 euros para una entidad con una masa social de 3000 abonados, ubicada en una población de 27 000 habitantes.

Visto lo anterior, la pregunta obligada es la siguiente: ¿Cómo se puede obligar a hacer una ampliación de capital a una sociedad anónima deportiva que no tiene ni ha tenido nunca deudas? Ante esta pregunta, el 12 de febrero de 2014 la diputada de Deportes de la Diputación Foral de Gipuzkoa, mi compañera de partido Ikerne Badiola, remitió a la Liga Nacional de Fútbol Profesional y al Consejo Superior de Deportes –integrantes de la comisión mixta que establece el capital social mínimo- unas peticiones expresas, ya que los criterios para el cálculo del capital social mínimo van a ser revisados para su próxima modificación. Y como quiera que su aplicación puede suponer un perjuicio irreparable para El Éibar, pedía que no se imponga a la Sociedad Deportiva Éibar la obligatoriedad de ampliar su capital social con unos criterios que están ahora siendo revisados. Pedía un aplazamiento a la ampliación del capital social hasta el establecimiento de unos nuevos criterios que sí deberían tomar en consideración la realidad contable y presupuestaria de cada entidad; y, en el supuesto de que ninguna de esas peticiones fuese posible, le pedía que se permitiese capitalizar el patrimonio neto de la Sociedad Deportiva Éibar, que asciende a 1,4 millones de euros.

Ante todo lo anterior, el Comité Superior de Deportes no ha remitido respuesta alguna, a diferencia de la Liga de Fútbol profesional que sí lo hizo. Respondió dando la razón a las peticiones que se realizaban, indicando que sus 3 vocales se abstuvieron en el acuerdo de actualización del capital social exigido a El Éibar y que se debía revisar la legislación actual para poder tomar en consideración la realidad contable y presupuestaria de cada entidad.

En definitiva, la situación que está padeciendo El Éibar es responsabilidad del Real Decreto 1251/1999, de 16 de julio. Y el único con capacidad de modificar este régimen jurídico o habilitar vías alternativas es quien lo elaboró, que no es otro que el propio Gobierno del Estado; Gobierno que debe dar soluciones a una situación injusta; una situación ante la que la totalidad de las instituciones, agentes sociales y políticos, clubes de fútbol, etcétera, que se han posicionado han coincidido en que se debe dar una solución favorable para El Éibar. Y es que, desgraciadamente, en mi país seguimos dependiendo, en este y en otros temas, de legislación ajena. Porque estoy seguro de que si esta regulación estuviera en nuestras manos esta situación actual no se hubiese llegado a plantear.

Es por todo ello, señor ministro, por lo que le pregunto si el Gobierno tiene intención de modificar la legislación actual o de habilitar vías alternativas para que no se perjudique esta temporada a equipos solventes económicamente que han llevado a cabo una gestión ejemplar y responsable a lo largo de toda su historia, como es el caso de El Éibar. En definitiva, que no se penalice a quien ha hecho

El señor PRESIDENTE: Vaya terminando, señoría.

El señor UNAMUNZAGA OSORO: …y hace bien las cosas.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Unamunzaga.

Tiene la palabra el señor ministro.

 

El señor MINISTRO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE (Wert Ortega): Muchas gracias, señor presidente.

Senador Unamunzaga, no sé cuál es el patronímico de Éibar, pero si es eibarense, que seguro que no lo es, al igual que no hay que ser más papista que el Papa, no sea usted más eibarense que El Éibar, y luego me enteraré del patronímico, que no me ha dado tiempo a verificarlo.

Como sabe su señoría, ayer se celebró una asamblea general de la Sociedad Deportiva Éibar y se aprobó, por unanimidad, una ampliación de capital que va a sobresuscribir las necesidades de capital mínimo que se establecen, como su señoría ha señalado, en el Real Decreto 1251/1999, no pensando en El Éibar, sino pensando en todos los clubes, en la solvencia patrimonial de todos los clubes que como consecuencia —en este caso también— de un ascenso, forman parte de lo que antes se llamaba Segunda División A, hoy conocida como Liga Adelante, del fútbol español.

Por esa situación han pasado en los últimos 12 años, El Almería, en el año 2002, que tuvo que ampliar su capital a 2,4 millones; El Lorca, en 2006,  a 2,1 millones; El Huesca, en 2009, en 2,6; o El Alcorcón, muy recientemente, en el año 2011, y tuvo que ampliar a 2,9 millones. Todos ellos lo hicieron con una fórmula en la que existe mucha flexibilidad, precisamente en los términos del artículo tercero del real decreto que ha citado su señoría, y en el que, si no de forma directa, sí de forma indirecta, existen mecanismos para utilizar patrimonios netos positivos para alcanzar ese capital mínimo exigido.

¿Por qué se pide ese capital mínimo en la Liga Adelante? ¿Por qué se pide ese capital mínimo en la Segunda División? Porque, como sabe perfectamente su señoría, hay multitud de sociedades anónimas deportivas en concurso de acreedores porque no existía una preocupación por garantizar unos mínimos patrimoniales.

¿La fórmula es rígida y es mejorable? Todo es mejorable. Y, evidentemente, no es igual; por eso la fórmula no es igual para los clubes que tienen patrimonio positivo que para los que tienen patrimonio negativo; y, de hecho, esa es la fórmula que se ha aprobado, en la que la propia sociedad deportiva va a aportar una parte relativamente importante, el 16% del importe de la ampliación, de tal forma que por cada acción nueva que suscriba el socio, acción que está situada en un nominal de 60,10 céntimos, la sociedad deportiva va a aportar 10,10 y el propio socio 50. Y, además, existe la posibilidad, como sabe su señoría, de, en el plazo de seis meses, hacer una devolución de capital a los socios, porque  cuando existe,  y esa es la excepción a la que da lugar el patrimonio social positivo, existe la posibilidad de esa operación acordeón, de esa reducción de capital. De tal forma que El Éibar va a resolver su situación y…

El señor PRESIDENTE: Vaya terminando, señor ministro.

El señor MINISTRO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE (Wert Ortega): Termino en un segundo, señor presidente.

… incluso es muy posible —y yo lo celebraré con usted— que tengamos que encontrarnos en una situación distinta, si es que El Éibar, como parece, asciende a Primera División.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor ministro.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>